¿Cuidado del cashmere? Somo expertos

¿Cuidado del cashmere? Somo expertos
marzo 9, 2018 Again Cashmere
In Again Cashmere, News
cuidado del cashmere

El uso diario de cualquier prenda hace que se desgaste, pero la lana de cashmere al ser un tejido natural y especialmente resistente, es capaz de conservar intactas sus propiedades durante más tiempo si se trata bien. ¿Sabes cuál es el secreto? En Again somos expertos en cómo debe ser el cuidado del cashmere de principio a fin. Sigue estos consejos y disfruta al máximo de nuestra colección.

Cuidado del cashmere

Las cien preguntas y mil respuestas que a diario damos sobre la calidad y el cuidado del cashmere en nuestras tiendas y en la web podrían dar para escribir un libro. Como lo lees. Y es que, nos hemos dado cuenta después de estos años trabajando con este tejido tan noble, que cada cual tiene en su armario un jersey que le ha dado mejor resultado que otro, un abrigo que a pesar de los años continua imperterrito, como si fuese nuevo, mientras que otros resulta que han envejecido peor. Es decir, según cómo uno conserva su ropa piensa que la calidad es mejor o peor, cuando lo cierto es que del correcto y constante cuidado del cashmere depende, nos atrevemos a decir, su larga vida en la inmensa mayoría de los casos. ¿Tú qué opinas?

Aire y más aire

Sobre el cuidado del cashmere, uno de los errores más comunes que se cometen es guardar las prendas después de utilizarlas sin airearlas, lo que hace que la lana pierda ligereza, retenga olores o polvo, y sea necesario limpiarla antes. Por eso, cuando uses ropa elaborada con lana, acuérdate de airearla al menos unas horas antes de volverla a meter en el armario. Si además lo haces colgándola en una percha y en un lugar donde corra el aire mejor que mejor.

Dentro del armario

Tal vez no te lo has planteado jamás, pero el cuidado del cashmere también implica colocar cada prenda en el lugar y con el espacio adecuado. Es más, la lana es sensible a los pliegues que le hagas a la hora de doblarla y a la presión que reciba. ¿Conclusión? Muy sencillo. Cuando dobles una prenda elaborada con cashmere fíjate en que las mangas, los cuellos, y los hombros reciban el mínimo de dobleces, y si puedes coloca un papel de seda para separar uno de otro. Procura también no colocar una pila de ropa encima, sino más bien, recuerda que como máximo la altura de los jerséis debe de ser de tres piezas. Más, supone a largo plazo demasiado peso para la lana.

El roce hace el cariño

En los codos, mangas, cintura y axilas a veces pueden aparecer mínimas bolas de lana. Su presencia no quiere decir que se trate de un chasmere de mala calidad, sino que es normal que el roce en determinadas zonas de lugar a una acumulación de tejido que con cuidado hay que retirar de forma periódica con un sencillo aparato que puedes adquirir en nuestras tiendas. Pasados unos usos, la lana se compacta y dejan de aparecer. Palabra de expertas.

El lavado ideal

Y un día llega la hora de lavar la lana porque no queda más remedio, bien porque la mancha no la has podido quitar de forma localizada, o porque toca limpieza integral. En tal caso, sacude en un lugar ventilado enérgicamente la prenda para que salga todo el polvo y suciedad que esté prendada en la lana. A continuación, sumerge en agua fría el cashmere. Para eliminar olores y cualquier mancha basta un mínimo de jabón para prendas delicadas (que puedes comprar a través de la web o en nuestras tiendas). Evita frotar, y escurre el agua presionando y no retorciendo. Por último, deja secar  la prenda extendida sobre una superficie homogénea. Y si tienes alguna duda, no dejes de preguntarnos. Nos encanta atender a nuestros clientes.

cuidado del cashmere

 

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*